Viajes cercanos. La espera

Me gusta viajar. Pero mi concepto de viaje es muy amplio. No necesito visitar destinos que estén muy distantes para sentirme viajero. Al contrario,  suelo viajar cada tarde cuando paseo con mis perros por los caminos y montañas de Casabermeja, aunque esas salidas no duren más de una o dos horas. Viajo cuando leo un libro junto a la chimenea. O cuando miro a través de la ventana de mi estudio en una tarde de lluvia. Por supuesto, también viajo cuando cojo un vuelo y visito París, Londres o Berlín. Pero en realidad el viaje propiamente dicho está dentro de uno mismo.

Y la Fotografía es un buen cuaderno de notas para viajeros. Una herramienta que nos permite grabar el apasionante diario de nuestro pequeño o gran viaje de cada día.

La espera de la golondrina
La espera de la golondrina